Viejo, mi querido viejo

Duro ver mi querido viejo, como poco a poco te apagas. Aquel hombre fuerte, duro, rudo, ahora se ve limitado. Tu mente flaquea, tus recuerdos se desvanecen a causa de la demencia senil.

Ya a tu lado no está ella, quien te acompañó por mas de 70 años. Mi querida madre, que nos decía adiós hace un año. Su ausencia ha adelantado todo un proceso interno.

En estos momentos es cuando más duele la distancia. Estar lejos de tu gente, de tu patria. Aunque sea por opción propia, pero no deja de ser doloroso. No poder estar a tu lado y darte un fuerte abrazo. Velar tu sueño, cuidarte y darte mi cariño, mis atenciones, mi afecto.

Temo que en cualquier momento me llegue una llamada con la tan temida noticia. Tu partida de este mundo.

Extraña sensación que siento ahora. Las letras, como siempre son mi consuelo. 

Ley de vida lo sé y lo asumo como tal. Duro cuando te toca directamente.

Solo espero que el momento cuando llegue sea benévolo, que no sea doloroso, que pueda irse de este mundo, al igual que mi madre, con una sonrisa en los labios, en paz y serenidad.

Ánimo mi querido viejo, en la distancia te sostengo y estoy a tu lado. Te quiero. 

3 comentarios sobre “Viejo, mi querido viejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s