Reflexión en voz alta

Soy creyente. No tengo la verdad absoluta en mis manos, cada uno tiene parte de esa verdad y en la unidad se descubre o construye. Lo mismo pienso de las religiones. Para mí Dios está en todas partes, en forma especial en la naturaleza, en mi hogar, en medio de la gente, en mis amigos, en mi familia, en la dificultades, en las cosas cotidianas. Que me habla no a través de cosas extraordinarias, sino en el día a día. Siempre estoy pendiente de sus mensajes, que me pueden llegar por medio de un desconocido que saludo, por un consejo, por una canción, por una conversación, un libro, un amanecer, atardecer o luna llena… He desarrollado con el pasar de los años una sensibilidad particular que me hace estar en unidad con lo que me rodea. Tanto al amanecer, como al anochecer doy gracias por todo lo recibido, por la vida misma que se me dona, por tener un techo donde dormir, gente que me aprecia y quiere, amigos incondicionales (pocos pero sinceros, que es lo que quiero) salud, bienestar, el amor…

Siento que en esta etapa de mi vida se me pide confiar más en la Providencia. Esto no quiere decir que no haga nada de mi parte, todo lo contrario, hacer lo que tenga que hacer y después confiar más en Dios mismo. En estos días he leído y reflexionado en más de una ocasión, las palabras del evangelio de Mateo donde hace referencia a la confianza que se debe depositar en el Padre. Transcribo aquí tales palabras:

“Miren las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?

¿Y quién de ustedes podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

Y por el vestido, ¿por qué se afanan? Miren los lirios del campo como crecen: no trabajan ni hilan; pero les digo, que ni aún Salomón con toda su gloria, se vistió así como uno de ellos.

Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el fuego, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a ustedes, hombres de poca fe?

No se afanen, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero el Padre celestial sabe que tienen necesidad de todas estas cosas.

Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán             regaladas”. (Mt 6, 26-33).

El amor de Dios por sus criaturas. En ocasiones me afano y no poco queriendo tener seguridad y control de todo, cosa imposible que me lleva a perder la calma, la tranquilidad y el equilibrio que pueda haber alcanzado. Las aves del cielo, los lirios del campo, que Dios cuida y proveé. Nunca les falta de nada. La gran pregunta del evangelista: ¿No valen ustedes más que ellos? Ahora por qué tanto afán. Dios sabe lo que te hace falta y te lo proveerá a su tiempo. No te desesperes y confía. Deja fluir, haz lo que esté de tu parte y fluye, vive. Por más de que me afane no voy a aumentar un centímetro a mi estatura o seré más joven o más guapo.

Buscar el reino de Dios y su justicia ¿Qué significa? El reino de Dios se caracteriza por la solidaridad, hermandad, igualdad, respeto, educación entre las personas. Un ideal porque en la realidad nos damos cuenta de que falta mucho para llegar a ello, pero lo importante es que en el pequeño mundo donde nos relacionamos o vivimos, tratemos de ser signos de unión y no de desunión. Tratar a los demás con respeto y consideración, comenzando por las cosas que pueden parecer insignificantes: “buenos días”, “buenas tardes”, “gracias”, “por favor”, una sonrisa aún a quien no conocemos. Escuchar a un amigo o una amiga, acompañarlos, poner nuestra mano en sus hombro si tiene una dificultad. No repetir los parámetros sociales en los cuales parece privar el estar a la defensiva, siempre con prisas, con rabia, rencor, ira. No hay serenidad y tranquilidad en aquellos que no rodean. Centrados en los celulares más que en las personas mismas. Eso para mí es buscar el reino de Dios y su justicia, en las cosas concretas.

He querido compartir esta reflexión con todos ustedes amigas, amigos, lectores todos. Tengo muchos amigos que se proclaman ateos, agnósticos o de otras religiones. La base de nuestra relación es el respeto y ser conscientes de lo que decía al comienzo de esta reflexión: no poseo la verdad absoluta.

6 comentarios sobre “Reflexión en voz alta

  1. Cada uno tiene su propia verdad según lo q vivencia cada día, es parte del libre albedrío, siendo consciente d ello..
    Por otro lado, el universo está abierto, d par en par, para cada uno d nosotros y cómo no, para q l pidamos cosas y así poder entregárnoslas en el momento más adecuado.. “Pide y s t dará” 😀😉Besos y abrazos,d luz, querido amigo😘❤🍁🍂🍂

    Le gusta a 1 persona

  2. No se si se me ha pasado de largo al leerte pero he echado en falta la presencia interior. Recuerda que S. Agustín descubrió a Dios cuando lo encontró en lo más profundo de su existencia.
    De todas las maneras, como siempre un aplauso a tus reflexiones compartidas con nosotros.
    Un saludo
    Mary Carmen

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy agradecido mi amigo querida. Si es cierto, pero después de buscarlo intensamente y haber teñido diferentes experiencias en su existencia, llegó a escribir: “felix culpa” Dios que saca bien de los males. Que a pesar de la caída confía en el hombre. Que lo ama a pesar de que está seguro, sabe que lo va a traicionar. Reconozco un momento de debilidad, en que Dios me dice: “confía, no temas, estoy a tu lado. Mira las aves del campo……” Dios perdona me debilidad, mi culpa, la misma que me hace reconocer y reafirmar cuánto es importante en mi vida.
      Gracias por pasar y dejar tu comentario. Te aprecio y quiero. De nuevo Gracias y que Dios te bendiga

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s