Alas de libertad

Dulce realidad que emana dentro.

Mi verdad, mi refugio, mi tesoro.

Por mucho tiempo fui mi verdugo.

Negándome el don del existir intenso.

Muchos los temores, tantas las condenas.

La mano que debió ser mi sostén, fue mi tormento.

Tinieblas descendieron en mi tierno vivir,

opacando mi sereno mirar, dejando un halo de melancolía;

minando lento mi inocencia.

Pronto comprendí que vivir era sobrevivir,

un engaño que arrastré por luengos años.

Ansias escondidas, sueños prohibidos, encuentros furtivos,

amores abortados en el rincón del olvido.

Renací de mis cenizas. Descubrí el engaño, mi engaño.

En silencio y con dolor, crecieron mis alas.

Miré a lo lejos, la luz se expandía, comprendí la suerte mía.

Me tiré al vacío y, cuando menos lo esperaba, remonté el vuelo.

Un vuelo sereno llamado libertad.

4 comentarios sobre “Alas de libertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s