Batallas existenciales (Reflexión)

Hay luchas y batallas que libramos solos.

Las personas que nos aman, que nos quieren nos pueden dar ánimo. Sentimos su cercanía, su apoyo incondicional, esto proporciona una gran ayuda, pero al final las decisiones, las opciones y encontrarle sentido a una realidad concreta, son algo personal. 

Un aspecto de la vida que siempre he admirado es su dinamicidad. No es estática y está siempre en movimiento. Quien se toma la vida en serio está consciente de los cambios que se pueden producir, en ocasiones de forma inesperada. Esto conlleva cierta inestabilidad e inquietud, sobre todo cuando no entendemos lo que está sucediendo. Es la hora del silencio, de la reflexión, de la contemplación, de la confianza en ti y en Dios (Universo, Energía, Fuerza o como lo quieras llamar).

Libro una batalla en este momento. Mientras más pasan los años, más difícil se torna, porque es una situación que rompe mi zona de confort y me enfrenta a realidades inesperadas que jamás pensé que podía vivir,  poniéndome a dura prueba. Hecho mano a mi férrea educación, a mi fuerza de voluntad y la capacidad de sacrifico. Conceptos que para mí no pasan de moda y que han sido buenos aliados en momentos puntuales de mi existencia. 

En los instantes de cansancio, en los que pienso que no lo lograré, respiro profundo y me repito una y mil veces: “¡Sí que puedes! ¡Adelante! Todo tiene su por qué en esta vida”. 

Quiero seguir pensando que lo mejor está llegando; asirme a la esperanza aunque sea menuda, pequeña, un cálido susurro que aviva la lumbre que llevo dentro. 

Cada dolor que siento me recuerdan mi fragilidad, los años que no pasan en vano y dejan su huella indeleble,  pero también mi capacidad de seguir adelante sintiéndome orgulloso de mí mi mismo. Miro hacia atrás y veo todo el camino que he recorrido, las diversas experiencias que he vivido. Contemplo el momento en que me encuentro y siento una tranquilidad en medio de la tormenta. Mi barca continúa a pesar de las altas mareas, el viento fuerte y las olas salvajes, seguro estoy que todo este mal tiempo, me llevará a playas serenas plenas de luz, arena blanca, fina, donde reposaré en libertad y plenitud. Nunca falta ni faltará en mis labios, cual jaculatoria eterna un: ¡GRACIAS! 

¡GRACIAS VIDA POR TODO LO QUE ME DAS!

10 comentarios sobre “Batallas existenciales (Reflexión)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s