No me abandones

En el momento del dolor, del sufrimiento y la enfermedad, no me abandones.

Te he dado los mejores años de mi vida. Ahora que los años me pesan, es cuando más te necesito. Perdona si en ocasiones se me escapa la pipí o el popó, no lo hago adrede, te lo juro. Tenme paciencia por favor.

Antes podía correr, lamerte con insistencia, brincar, ladrar al menor ruido, ahora no puedo. Camino lento como perdonando el tiempo; no veo bien y en ocasiones pierdo la visión. El olfato me abandona y a veces me siento confundido. ¡Qué doloroso es envejecer!

Si ves como sufro por dolores insoportables, por una enfermedad incurable que se me hace insoportable, no seas egoísta. No pienses solo en ti, piensa en mí, merezco morir en paz, sin dolor. Sé que no será fácil para ti, pero piensa en mi, por favor.

Al llegar ese momento previo antes de cruzar el arcoíris, no me dejes solo, no me abandones. Te acompañé en todos los momentos de tu vida, te pido que me acompañes en éste.

Quiero llevarme el reflejo de tus ojos a la tumba, los rasgos de tu rostro que siempre amé y supe leer con tan solo una mirada. Acaricia y besa mi frente cansada, mientras me duermo eternamente. Sostén mi patita, pues también tendré temor, no sabes cuánto te lo agradeceré.

Llorarás, lo sé, solo te pido que recuerdes todos los momentos hermosos que compartimos juntos. Mis primeros pasos, mis juegos y ocurrencias, mis manías y humor, no te detengas solo en este momento de la muerte. Tu mayor tentación será no tener otro perrito a tu lado, porque sufres mucho cuando partimos, de nuevo te pido que no seas egoísta, piensa que hay otros a los que puedes darle amor, ternura, cariño y te corresponderán de la misma manera que lo hice yo. No esperes demasiado ese momento de acoger a otro bajo tu techo. Yo siempre viviré en ti, en tus recuerdos y me alegraré al verte de nuevo sonreír, correr, jugar, pelear con otro peludo cuadrúpedo travieso, que volverá a iluminar tu vida.

En aquel lugar de luz, donde no hay dolor, sufrimiento y muerte viviré feliz. Nos volveremos a ver y grande será la fiesta, junto con todos los que se fueron antes que yo y tuvieron la dicha de recibir tu cariño. Tuyo para siempre….

2 comentarios sobre “No me abandones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s