Gracias Pau Donés

El pasado martes 9 de junio del 2020, nos dejaba Pau Donés. Cantante, guitarrista, compositor, vocalista del grupo “Jarabe de palo”. Padecía de un cáncer de colon, el cual se lo habían diagnosticado en septiembre del 2015. Desde esa fecha estuvo luchando contra la enfermedad. Cuando supo del diagnóstico dijo: “pasé de ser espectador a protagonista de mi propia enfermedad”. Quiso saberlo todo para vivir sin miedo y dar sosiego con su actitud a otros enfermos. 

Las personas de su entorno hablan muy bien de él. Una persona cercana, amigable, buena gente. En las entrevistas que concede el cantante se puede vislumbrar su calidad humana. #Pau, #paudones,

Me llama la atención su último video clip en donde presenta su obra “Eso que tú me das”. Se puede observar a un cantante bastante delgado, con signos evidentes de su enfermedad, pero eso no le impide cantar y presentar su canción que se puede interpretar como una despedida anticipada. Es de resaltar que su “última canción” es una acción de gracias: ”Estamos acostumbrados a ser escuchados, que no a escuchar. Nos gusta mucho pedir y recibir, mucho más que dar, y rara es la vez que damos sin esperar nada a cambio. Lo que me ha pasado últimamente es justo lo contrario, he recibido mucho sin pedir ni esperar nada. Cosas buenas, muy buenas: cariño, afecto, respeto, amor, de gente a la que conocía y de gente a la que no. Muchos eran, como dice mi amigo Mikel Erentxun, amigos desconocidos que con sus palabras de aliento me hicieron superar momentos difíciles” Y continuaba: “Gente supongo que de todo tipo (amigos desconocidos) que quisieron ayudarme y que precisamente por no conocernos, no esperaban nada de mí. (…) “Eso que tu me das”, es la manera que tengo de agradeceros la generosidad que habéis demostrado conmigo, y que siempre ha sido mucha más de la que realmente me he merecido”

Agradecer es una de las actitudes que más admiro en el ser humano, porque al final, venimos a este mundo sin nada, desnudos, desprovistos de todo. Tienen que asistirnos para que podamos vivir, si no moriríamos en muy poco tiempo. Por ello nada nos pertenece, todo lo hemos recibido, sea de la vida, sea de Dios (si somos creyentes) de nuestros padres, de nuestros amigos…..Pau agradece sobre todo porque ha recibido más de lo que ha podido dar. “Gracias a ti seguí remando contra la marea. Por todo lo que recibí ahora sé que no estoy solo, ahora te tengo a ti, amigo mío, mi tesoro. Me ayudaste a remontar a superarme día a día. Fuiste mi mejor medicina. Todo te lo daré eso que me das es mucho más, mucho más de lo que nunca te he merecido”

Murió sereno y con una sonrisa en los labios (según sus familiares), agradecido a la vida por todo. Pienso que en el momento de la muerte se conoce la calidad humana. He visto ver a tantas personas morir, les he acompañado en su lecho de muerte y he podido ver diferentes reacciones. Quienes mueren desconsolados, abatidos, con el pánico en su rostro, el terror ante lo venidero, desesperados. Les queda el rostro desfigurado por la angustia que viven;  pero también (han sido la mayoría) los que mueren serenos, tranquilos, reconciliados consigo mismo y con los demás, que a pesar del temor que se puede sentir, se abandonan, te toman de la mano y los ves partir en paz. En el rostro se les dibuja una sonrisa. Gran misterio. Al final, todos, tarde o temprano pasaremos por ese instante. Quisiera morir con una sonrisa en los labios y que mi últimas palabras sean: “GRACIAS”

Hasta luego Pau. Tus canciones permanecerán en el tiempo, seguidas viviendo en ellas y en el corazón de todos los que te conocieron, sean personalmente o por tus obras. Les dejo la letra de su última canción. #paudones, #jarabedepalo

Eso que tú me das

Eso que tú me das

es mucho más de lo que pido;

todo lo que me das,

es lo que ahora necesito.

Eso que tú me das,

no creo lo tenga merecido;

todo lo que me das

te estaré siempre agradecido.

Así que gracias por estar,

por tu amistad y tu compañía.

Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida.

Por todo lo que recibí,

estar aquí vale la pena.

Gracias a ti seguí

remando contra la marea.

Con todo lo que recibí,

ahora sé que no estoy solo.

Ahora te tengo a ti

amigo mío, mi tesoro.

Así que gracias por estar,

por tu amistad y tu compañía.

Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida.

Todo te lo voy a dar,

tu calidad, por tu alegría.

Me ayudaste a remontar,

a superarme día a día.

Todo te lo voy a dar,

fuiste mi mejor medicina.

Todo te lo daré

sea lo que sea, lo que pidas.

Y eso que tú me das

es mucho más,

es mucho más,

de lo que nunca te he pedido.

Todo lo que me das

es mucho más,

es mucho más,

de lo que nunca he merecido.

Eso que tú me das….

Eso que tú me das….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s