El joven y el anciano (Historia)

Se reía de su lentitud.  Se burlaba de su aspecto. El anciano lo miraba y en silencio continuaba. — ¿Qué triste llegar a viejo verdad? — le decía entre risas. No contestaba, seguía su camino lento. — Además de viejo carcamal, mal educado. ¿Por qué no respondes? ¿Aparte de viejo eres sordo también? ¡Qué asco … Sigue leyendo El joven y el anciano (Historia)