No todo está perdido

Contemplé la mirada tierna, transparente, inocente y frágil de un niño. Medité sobre la sencillez, la simplicidad, la transparencia que había perdido con el pasar de los años. Pensé que aunque aparente ser fuerte, dentro soy solo un niño frágil. Observé la mirada perdida de un anciano moribundo, en un hospicio, abandonado por su familia. … Sigue leyendo No todo está perdido