Escribe, escribe…

Casi puntuales comenzaron la reunión. Todos en el amplio salón llamado: “cenato accademico” (cenado académico). A cierto punto, comenzó a mirar las hojas de los árboles a través de la ventana. Colores propios del otoño: amarillos, naranjas, rojos y verde pálido. La brisa poco a poco las movía y se despegaban lentas. Tenía la impresión … Sigue leyendo Escribe, escribe…