Sentir, respirar, contemplar y fluir

Te ví, me acerqué en silencio y te admiré.Mis ojos acariciaron cada parte y me sentí tan identificado contigo.Ahí estabas, en medio de los naranjales. Desnudo e indefenso. A tu alrededor varias ramas secas y miles de tréboles en flor. Querían ofrecerte un poco de alegría, de compañía en tu hiriente soledad.Tú, impasible, sereno, paciente. Admiré … Sigue leyendo Sentir, respirar, contemplar y fluir