¡Vive!

A paso lento se adentró en el bosque. Se sentía fatigado. Aquel día le pareció todo diferente. El sol llegaba a su declino. Admiró los magníficos colores del atardecer. La brisa suave acariciaba su cuerpo cansado, jugaba con sus pocos cabellos grises. El aroma de las flores silvestres le daban la bienvenida. El variopinto matiz de verdes … Sigue leyendo ¡Vive!